ayuda domiciliaria a la tercera edad

Cuidados Arlen es una empresa de ayuda domiciliaria a la tercera edad, donde nuestro mayor compromiso es el cuidado y el bienestar de nuestros mayores.

Contacto

¿por qué?

por que ELLOS Se merecen lo mejor

Somos conscientes de que un anciano donde mejor está es en su propio hogar, no cambiarle de entorno es esencial para que pueda seguir con sus quehaceres diarios, siempre dentro de sus posibilidades. Estas personas mayores aportan a la sociedad no solo experiencia y saber, también ayudan a las diferentes generaciones a transmitir conocimiento y valores. No queremos tener ancianos solos que no saben cómo ocupar sus horas libres, o que aquellas labores que por la edad no puedan realizar y por éllo se encuentren aislados y tristes. No les arrebatemos su espacio y su tiempo que tanto lo tienen merecido.

bienestar para la tercera edad

Desde Cuidados Arlen queremos proporcionar a nuestros mayores la compañía de personas cualificadas que pueden ofrecer sus servicios por horas o por días. Ayudarles en la las labores del hogar  y en las salidas del exterior  para dar un paseo, relacionarse con otras personas, visitas médicas, comprar alimentos, y en todo aquello que el anciano necesite para su bienestar.

Consulta los diferentes servicios que te ofrecemos

Existe un servicio para cada persona

¿Quienes somos?

Somos una empresa de ayuda domiciliaria, donde nuestro mayor compromiso es el cuidado y el bienestar de nuestros mayores y familiares dependientes. Realizamos todas aquellas actividades que la persona no puede hacer por si misma, fomentando el desarrollo de sus capacidades. Ponemos en contacto a familiares con problemas de dependencia con el cuidador que mejor encaje con las necesidades del paciente, ofrenciendo así un servicio de cuidado domiciliario. Asegurando una mejor calidad de sus familiares, frente a otras opciones de institucionalización.

¿A quién nos dirigimos?

A las personas de cualquier edad no dependientes o con una dependencia puntual o transitoria. A personas mayores con un grado de dependencia severa o moderada. A las personas que sufren discapacidades y que quieren autonomía social y personal. A familiares, que por motivos ocupacionales, tienen bajo su responsabilidad a familiares con cierto grado de dependencia.